Envíos a todo el país

WOK COBRE 30 CM DE DIAMETRO

El cobre es el mejor metal en la cocina por su excelente transmisión de calor y su gran durabilidad.
Además, es un antibacteriano natural, ya que por sus características es muy hostil para que los microorganismos sobrevivan en él.
Con respecto a la conductividad, el cobre absorbe el calor y lo distribuye de manera uniforme, de manera que la cocción de los alimentos es muy pareja, sin que unas zonas se cuezan más que otras.
Esta característica consigue dar el mejor control al cocinero/a y le permite practicar en él casi todas las técnicas culinarias como freír, sellar, saltear, dorar, reducir y estofar.

Es también de particular utilidad cuando preparamos una salsa delicada ya que proporciona mayor control al trasmitir muy rápidamente el frío y así evita que se sobrecaliente y corte.
Además, debido a esta gran conductividad, no es necesario someterlo a alta temperaturas para cocinar correctamente ni hay que precalentar antes de cocinar. De hecho, lo ideal es no someterlo a temperaturas superiores a 220ºC.
De manera que, aunque en un principio un utensilio de cobre para cocinar suponga un mayor desembolso, a largo plazo será una gran inversión por el ahorro de energía y su larga vida.

Wok 30 Cms cobre liso

$70.086
Sin stock
Wok 30 Cms cobre liso $70.086

WOK COBRE 30 CM DE DIAMETRO

El cobre es el mejor metal en la cocina por su excelente transmisión de calor y su gran durabilidad.
Además, es un antibacteriano natural, ya que por sus características es muy hostil para que los microorganismos sobrevivan en él.
Con respecto a la conductividad, el cobre absorbe el calor y lo distribuye de manera uniforme, de manera que la cocción de los alimentos es muy pareja, sin que unas zonas se cuezan más que otras.
Esta característica consigue dar el mejor control al cocinero/a y le permite practicar en él casi todas las técnicas culinarias como freír, sellar, saltear, dorar, reducir y estofar.

Es también de particular utilidad cuando preparamos una salsa delicada ya que proporciona mayor control al trasmitir muy rápidamente el frío y así evita que se sobrecaliente y corte.
Además, debido a esta gran conductividad, no es necesario someterlo a alta temperaturas para cocinar correctamente ni hay que precalentar antes de cocinar. De hecho, lo ideal es no someterlo a temperaturas superiores a 220ºC.
De manera que, aunque en un principio un utensilio de cobre para cocinar suponga un mayor desembolso, a largo plazo será una gran inversión por el ahorro de energía y su larga vida.